Exposición

online

-

LAS PRIMERAS HORAS

Jaimie, 2020, gouache sobre papel, 2 x 2 pulg.
Sí jala, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Reloj, 2020, gouache sobre papel, 2 x 2 pulg.
Esta vez, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1 pulg.
Cuando no la ves, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Así, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Julio, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Bolillos, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Eseo, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1 pulg.
Listo, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1.5 pulg.
La confianza, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Underground, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Para tí, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1.5 pulg.
LA CDMX, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1.5 pulg.
Porque me gustan, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1.5 pulg.
A big field, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.
Pan, 2020, gouache sobre papel, 1 x 1 pulg.
Sin título, 2020, gouache sobre papel, 1.5 x 1.5 pulg.

Nos encontramos ante un momento ríspido e histórico donde la velocidad y la masividad de imágenes saturan el imaginario, no dejando espacio para la contemplación inerte, sutil, susurrante. Todos somos testigos, pero nadie es totalmente consciente de ello, tan cerca del desboque al precipicio, que pocos son aquellos que se toman un minuto para detenerse a observar. 

Lisa Gioridano nos ofrece una proyección que nace desde su pasividad contemplativa, a partir del juego de luces y sombras que adornan el vacío no vacío. Paciencia, vulnerabilidad, ternura, sensibilidad, amor; van recreándose en el entendimiento de Lisa a través de la observación, la meditación y la materialización. Una de las intenciones fundamentales en su proceso pictórico es devolverse a la posibilidad de mistificar la realidad, a partir de la propia experiencia--las creencias, la memoria, la historia, etc. 

Los objetos y materiales son entes que emanan un tipo de luz que resplandece en diferentes tonalidades, en cada uno de ellos es único e irrepetible. La pintura de Giordano tiene esa facultad de canalizar su calor y hacerlo visible.

No existe un abstracto completamente abstracto ni un figurativo totalmente figurativo en las narrativas de sus proyecciones pictóricas, así como tampoco existen en la naturaleza. Todo es una cuestión de percepción de quien observa e interpreta y lo que evoca.  Una serie de 18 pinturas miniatura en la exhibición las primeras horas fungen como ventanas como lo son los ojos, reflejando el aura de los objetos desde la intuición de cada uno de ellos, invitando al espectador a detenerse y adentrarse a un momento de minuciosa intimidad.

 

-Andy Medina